miércoles, 20 de enero de 2016

RESEÑA DEL ÁLBUM "EL MOMENTO PERFECTO"

El pasado mes de diciembre publiqué una selección de álbumes ilustrados que quiso reunir algunas de las mejores publicaciones del 2015 (si te la has perdido puedes leerla pinchando aquí), a muchas de ellas ya había dedicado una reseña completa y detallada, mientras que de otros prometí una reseña en tiempos breves. Y hoy cumplo con esa promesa reseñando un cuento precioso que nos llega de la mano de Susanna Isern y Marco Somá: El momento perfecto


El momento perfecto
Autor@s: Susanna Isern, Marco Somá
Editorial: La Fragatina

+3 años

Trama
una mañana Ardilla encuentra en su buzón una carta con un mensaje especial. En seguida se viste y sale de su casa para dirigirse hacia algún lugar que no conocemos. A lo largo de su camino se encontrará con muchos animales que requerirán su ayuda. Ardilla no rechaza ninguna de las peticiones que le hacen y finalmente llega a su destino, preocupada por llegar con retraso y molestar. También se da cuenta que por las prisas se le ha olvidado llevar un regalo allá adonde iba, pero por su sorpresa, Ardilla encuentra su mochila repleta de los dones que gracias a su ayuda habían podido preparar los animales del bosque.

Contenidos y Valores
Como siempre acontece cuando abrimos un cuento que lleva la firma de Susanna Isern, entramos con facilidad en la vida de los animales que lo protagonizan. Como por arte de magia nos sentimos dentro del paisaje natural que hace de escenario a esta preciosa historia de amistad y establecemos esa conexión con el mundo natural que ya de por si nos predispone a la escucha.


Ardilla sale de su casa y por las prisas que tiene entendemos que algo importante está aconteciendo. Llenos de curiosidad empezamos entonces a seguir el camino de Ardilla. Ciervo es el primero que interrumpe su andar demandando la colaboración de Ardilla. Ardilla no se lo piensa dos veces y ayuda a su amigo. Y así van sucediéndose los encuentros con muchos animales del bosque y todos piden a Ardilla que le eche una mano en lo que están haciendo. Ardilla, pese a que tenga cierta prisa se detiene para ayudar a tod@s. El valor de la amistad y de la colaboración son el motivo recurrente de todo este cuento que con una estructura acumulativa ofrece a l@s más pequeñ@s la posibilidad de memorizar el cuento y de entenderlo con mayor facilidad.


Ardilla escucha a sus amigos y no antepone su necesidad a la de ellos: entiende que no pueden esperar y aplaza su plan para satisfacer la necesidad ajena. Esta actitud complaciente, en la que la importancia de los afectos gana sobre las prisas, vemos un mundo organizado según las correctas prioridades, a diferencia de lo que a menudo acontece en nuestra sociedad, donde el reloj es quien manda y quien marca los ritmos de cada uno, independientemente de los afectos y de las necesidades de cada uno.

La recompensa de Ardilla es en si el actuar en pro de sus amigos, su generosidad es desinteresada, absolutamente priva de otro fin que no sea la de ayudar a quien se lo pide.
Sin embargo cuando Ardilla llega por fin a su destino aparece como por magia una recompensa por todos sus esfuerzos: justamente en el momento en el que es Ardilla que necesitaría ayuda, no le hará falta ni pedirlo: todos sus amigos han ido dejando en su mochila pequeños regalos que han podido realizar gracias a su ayuda. Esos regalos son lo que Ardilla podrá entregar una vez llegada a casa de su amiga la liebre ya que para este tipo de ocasiones entregar un regalo es lo que se suele hacer.


Pero ¿cuál será la ocasión? Con infinitas ganas nos preparamos a llegar a la última página de este álbum y descubrir cual era la meta de Ardilla: la casa de la liebre que acababa de ser madre!

Y allí vemos a la madre con sus cachorros, todos juntos disfrutando del calor de su camita:  un cuadro de una maternidad serena, calmada, en la que tod@s, tanto los pequeñ@s como su madre, disfrutan de ese momento único. Una escena que enternece y que nos arranca una dulce sonrisa!


Ardilla temía haber llegado en un horario inapropiado, por haberse retrasado al haberse parado muchas veces para ayudar a sus amigos, pero la liebre le dirá que ha llegado justo en el momento perfecto. Y perfecto será porque siempre es perfecto el momento de ayudar a quien lo pide: el reloj de las emociones gira a favor de quien las escucha y hace de ellas el camino a seguir para vivir en armonía y plenitud.

Ilustraciones
 Todos los animales que conocemos a lo largo de la historia se proponen como personajes humanizados que visten con un gusto que podríamos definir retró, característica del estilo de Somá que suele trabajar con tonos azulados y los verdes aceituna, a través de los cuales fuera de cualquier expectativa de relación emocional y cromática consigue transmitir calidez y cercanía.

No puedo no mencionar la maravillosa creación en fieltro realizada por Liza Rendina que reproduce fielmente la ardilla protagonista de este cuento. 


¿A qué es precioso?
Podéis haceros con uno de estos magníficos ejemplares a través de su tienda Etsy ;)

Para qué y para quién
Para disfrutar de una historia que transmite calidez y cariño en todas sus páginas. Una historia que habla de amistad, generosidad y maternidad. Genial para ejercitarse en la lectura autónoma ;)

¡Pssssst!
Puedes comprar este cuento aquí en nuestra librería online, La Cuentería Respetuosa

3 comentarios:

  1. ¡Qué historia tan bonita! Me parece muy dulce, y desde luego es importante que los niños aprendan el valor de la solidaridad. Gracias por la reseña.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos súperenganchados a este cuento!! Gracias a ti por pasar y contarme qué te ha parecido el álbum! Así da gusto! Besos!

      Eliminar
  2. Me encanta esta reseña, gracias y me parece un libro precioso

    ResponderEliminar